La comunidad de Matayúwàa (ZIlacayota) Realiza festival: Yuwà’ rí jàyá mbi’ya ló’ / La raíz que trajo nuestro nombre

 

 

Colectivo el Grito Martes 14 de febrero de 2017.-Comisario de la comunidad de Zilacayota del municipio de Acatepec,  profesores bilingües de la zona junto con Pluralia Ediciones llevan a cabo festival independiente  “La raíz que trajo nuestro nombre” en donde presentan primer poemario escrito en lengua Mè´phàà XTÁMBAA “Piel de Tierra” del autor Hubert Matiúwàa (Hubert Malina)

El evento dio inicio a las 9 horas con un almuerzo preparado por la comunidad, recibiendo a los invitados con collares de flor de cempaxúchitl para después instalarlos a la mesa del presídium y así dar inicio formalmente al programa cultural.

Como invitados especiales que acompañaron al poeta Hubert Matiúwàa se presentó el Comisario de la comunidad Braulio Ferrer Paulino, directores de las diferentes escuelas de la misma zona, la investigadora Elisa Ramírez Castañeda, el poeta Nahuatl Martin Tonameyolt, el fotógrafo Manuel Hernández y el director de Pluralia Ediciones Héctor Martínez Rojas.

En el desarrollo del programa cultural se presentaron bailables del estado de Guerrero y de otros estados, también recitaron poemas, adivinanzas y trabalenguas en la lengua Mè´phàà, los cuales fueron traducidos al español. La banda de viento tocó sus mejores melodías para los asistentes y para recordar que la música es parte de las actividades de las comunidades.

La investigadora Elisa Ramírez comentó que es necesario que l@s niñ@s y jóvenes de la comunidad tomen el libro XTÁMBAA “Piel de Tierra” como un ejemplo y un incentivo para fomentar la lectura y la escritura en su lengua, ya que la mayor esperanza se encuentra en ellos.

El poeta Martin Tonameyolt recalcó que lo que hablan los pueblos originarios de México no son dialectos sino idiomas, ya que cuentan con las características para ser consideradas lenguas o idiomas, también explicó que dialecto es la diferencia que hay al interior de una lengua. Puso énfasis en esto ya que considera que durante siglos el racismo que existe en nuestro país ha hecho que las lenguas de los pueblos sean llamadas dialectos y no idiomas.

El poeta  Matiuwàa en su participación agradeció el recibimiento de su comunidad, ante los cuales dio una reseña histórica del pueblo mè´phàà, el parentesco  con el pueblo de Sutiaba asentada en Nicaragua, además el poeta explicó que el origen de la comunidad de Zilacayota se explica a partir de un mito que está ligado a la calabaza.

 El gentilicio, Mbòò Màtayúwàa (Hombres de la calabaza) deriva de la palabra Matayúwàa en donde: Mbòò (gente), Mata (río), yúwàa (lugar de la guía de calabaza), por eso, todas las personas que nacen en este territorio se llaman a sí mismos y los llaman Mbòò Matayúwàa.

 

El poeta consideró que el mito de Matayúwàa, la comparten varios pueblos, es un referente de identidad, la calabaza es nuestra memoria que nos dejaron los abuelos, la guiadora de nuestros caminos, la que sostiene la luz de nuestra lengua, es ella quien nos da vida, por eso, cada año se hace un rito para respetarla, fundamos nuestra política a partir de este mito, nosotros reencarnamos este territorio y si nos lo quitan, nos quitan el derecho a la vida y la posibilidad de hacernos Mè’phàà.

Habló de su libro piel de tierra, al cual consideró algo valioso en su vida y para su pueblo, ya que al comenzar a escribir en su lengua reivindicó también a su pueblo y es una forma de revitalizar su idioma materno.

El director de Pluralia ediciones en su intervención agradeció a la comunidad por el grato recibimiento y les hizo entrega de libros que son recopilaciones de cuentos de varios pueblos originarios de México, también obsequió un ejemplar de XTÁMBAA “Piel de Tierra” a comisarios, directores de las diferentes escuelas de la zona y al pueblo de Zilacayota.

Para finalizar el evento el comisario  agradeció el regreso del poeta a su pueblo, ya que la comunidad Mè'phàà siempre estará agradecida con todo aquel que regrese y platique con ellos y cuente sus historias. También agradeció a los acompañantes del poeta, a los comisarios de las comunidades, a  profesores y a su comunidad por apoyar con mucho esfuerzo para llevar  acabo el evento, sin ayuda de partidos políticos ni del gobierno.

Mientras el evento cultural se realizaba, en la comisaría del pueblo se instalaron mujeres que ofrecieron, la variada gastronomía de la zona, como tamales, memelas, atoles de diferentes sabores, elotes, calabazas y una bebida hecha a base de panelas (piloncillos).

Al finalizar el evento la comunidad de Zilacayota ofreció a todos los invitados  una comida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotos y redacción Colectivo el Grito 

 

Facebook

Contacto

 

Somos un equipo de comunicación libre e independiente. La Montaña de Guerrero, México.

Facebook: Colectivo El Grito